Telaraña Robotica

Tejiendo una red robótica a través de IDG
En la foto, el robot de tres meses de edad, creado por MIT Media Lab, está tejiendo una red. O Tal vez sea un capullo. Sea lo que sea, lo está haciendo sin la ayuda de los seres humanos, utilizando materiales tensos como cables o cuerdas para tejerse una cubierta propia.

El Media Lab del Instituto de Tecnología de Massachusset (MIT) es conocido por su trabajo en 3-D y similares, y este proyecto tiene como objetivo explorar la manera en que los robots pueden percibir y modificar su entorno. El robot está programado de antemano para saber dónde están las clavijas y los ganchos de alambre del recinto y cómo tejer un patrón predeterminado alrededor de sí mismo. Pero con el tiempo, este robot se hizo autónomo, con la capacidad de percibir su entorno, determinar las posibilidades de alterar y luego ejecutar su diseño de capullo propio, sin ninguna interferencia o asistencia de los seres humanos.

En otras palabras, el robot toma sus propias decisiones sobre lo que hay a su alrededor y cómo se podría mejorar ese entorno, y luego se puso a trabajar alterando su medio ambiente. Combinado con otras tecnologías, se podría hacer una robusta plataforma robótica en el que una máquina evalúa y luego optimiza su propio espacio.


Conclusión: aunque los robots hacen que se requiera menos mano de obra humana, permiten realizar las tareas de forma más sencilla y especializarnos. De a poco, los robots suplantan a las personas en aquellas actividades peligrosas o repetitivas (soldar autos o aspirar la alfombra de tu casa).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribí tu propia conclusión sobre el artículo.