Dallas Museum hierve culpa de un vecino

Brandon Thibodeaux de The New York Times
Las famosas obras de Auguste Rodin como "Edad de Bronce" y de Henri Matisse "Madeleine I" son iluminadas por la luz del sol que entra a través del techo de cristal del Nasher Sculpture Center del Dallas Museum of Art de Estados Unidos.
El centro, diseñado por Renzo Piano y Peter Walker, fue considerado tan atractivo que un condominio de 42 pisos llamado Museum Tower fue construido en la vereda de enfrente. Sin embargo, la cubierta de vidrio de la torre, todavía en construcción, refleja tanta luz que pone en peligro las obras de arte en las galerías, marchita las plantas de los jardines y los visitantes tienen ceguera por su resplandor.

Todavía no se sabe que van a hacer. Según The New York Times, el diseñador del condominio y los funcionarios del museo están en desacuerdo. Piano está furioso, el arquitecto es agraviado, el alcalde está comprometido, y un ex funcionario de Bush ha sido solicitado para mediar.
Algunos describen esta situación como la pelea entre David y Goliat, entre los intereses sin fines de lucro y los comerciales. Pero el conflicto también ha planteado la cuestión más amplia de lo que sucede cuando las instituciones culturales se presentan como motores del desarrollo económico.


Conclusión: habrá que ver quien gana, si los intereses económicos o los del museo de arte.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribí tu propia conclusión sobre el artículo.