The bubbleland


"Necesitamos una nueva rama de la astronomía. Tenemos la ciencia solar, la cosmología, la fotometría (...) Sin embargo, necesitamos una nueva; que llamaremos Bubbleland".
Así comienza un artículo del astrónomo Bob Berman para la revista estadounidense "Astronomy" el 25 de octubre de 2008 (disponible en skymanbob.com).
Según escribe este autor, la "Bubbleland es para cosas que están fuera de nuestra comprensión (...) Por ejemplo, lo que existía antes del Big Bang. Recibo esa pregunta de un montón de estudiantes y voy a admitir que recito el discurso estandar. 'El Big Bang', explico grandiosamente, 'creó el tiempo así como el espacio. Dado que no hubo tiempo antes del Big Bang, la pregunta carece de sentido."
Sin embargo, Bob admite en el artículo que "la próxima vez que alguien pregunte lo mismo, le diré la verdad: 'Nadie tiene la menor idea de lo que sucedió antes del Big Bang. Esto es parte de la Bubbleland'.


Otro tema que abarcaría la Bubbleland serían los agujeros negros. "Al explicar lo que sucede cuando una estrella masiva colapsa, los físicos dicen generalmente que la estrella alcanza una densidad ínfinita de dimensión cero. Todos los alumnos lo creen. Pero si el profesor informa a los alumnos que consiguió una singularidad de densidad infinita y masa cero, todos los alumnos se levantarían en silencio y se van. Verificación de la realidad: nada puede ser infinitamente denso, con excepción de nuestra credulidad, como cuando creemos que un político dice algo verdadero. Y 'volumen cero' no tiene cabida en este universo. Obviamente, un proceso más alla de nuestra comprensión actual debe suceder con las singularidades. (...) En realidad no tenemos ni idea. Debemos decir que no tenemos ni idea."


También habla de que "la mecánica cuántica se ha reservado a la Bubbleland. Si usted hace los experimentos estandar y los fotones traspasan rendijas de una pantalla de fondo, se obtiene el patrón de interferencia que prueba que estos elementos son ondas. Sólo choca un único electrón a la vez en la pantalla, pero aún así se obtiene el patron de interferencia. El electrón está interfiriendo con los demás. El problema: no hay otros electrones. Un solo electrón se encuentra en el dispositivo a la vez. Entonces ¿con qué está interfiriendo? Nadie ha respondido a esta pregunta, porque desafía al sentido común. (...) El sentido común parece ser la herramienta equivocada. (...) La respuesta honesta es: Esto es sólo la manera en que el pequeño reino funciona. Sin embargo, prevalece una pretención científica de que tenemos todo el asunto cubierto, y que no hay que preocuparse porque nosotros estamos muy por encima de esto. Sí, claro. En la ciencia, la explicación más simple suele ser la correcta, y la solución más simple es que los electrones viven en Bubbleland".


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribí tu propia conclusión sobre el artículo.